Ainhoa, tiara y recogido bajo para el día de su boda

El verano es, sin duda, la época preferida por las novias para celebrar uno de los días más importantes de sus vidas: su boda. En Peluquería Diana estamos encantadas de poder ayudaros tanto con el asesoramiento previo, como con el peinado y el maquillaje definitivo el día de la boda. Y esto es precisamente lo que ocurrió con Ainhoa, que acudió a nuestra peluquería para buscar un recogido con el que se sintiera cómoda y se viera como una verdadera princesa. Ella lo tuvo claro enseguida y nosotras también. Así que nos decantamos por un moño bajo que iría acompañado de una tiara de inspiración griega con brillantes. ¿Queréis ver cómo realizamos el peinado paso a paso? Pues os lo contamos todo a continuación…

Y no solo eso, si no que también os mostramos algunas de las fotos que se tomaron durante la boda para que veáis el resultado final del peinado junto con el vestido de novia y los complementos. Ainhoa estaba realmente espectacular y lo más importante, se le veía muy feliz. ¡¡Muchísima felicidades de parte de todo el equipo de Peluquería Diana!! Fue un placer para nosotras poder poner nuestro granito de arena en un día tan especial como este!!

1.Trabajar el cabello y dar forma

Después de un buen lavado, nos pusimos en marcha con el cabello de Ainhoa utilizando cepillo y secador. Queríamos conseguir mucho volumen, así que trabajamos el pelo desde la raíz para terminar dándole una forma ondulada a la punta. Posteriormente, y con el objetivo de conseguir mayor textura, cardamos algunos mechones con un cepillo especial para crear volumen que nos permitió conseguir el resultado deseado. El siguiente paso fue recoger toda la melena con rulos para que el cabello cogiera forma mientras continuábamos con el maquillaje.

2.Maquillaje y pedicura

Para el maquillaje decidimos optar por un estilo muy natural ya que queríamos darle todo el protagonismo a los labios y a los ojos. Escogimos una base de maquillaje del tono de su piel y resaltamos los pómulos con colorete. Para los ojos escogimos tonos tierra (unos colores que quedaban genial con los ojos marrones de la novia) y los aplicamos siguiendo la técnica del ahumado. Para los labios apostamos por un granate oscuro que además de ser un color que a Ainhoa le gusta mucho, conseguía resaltar sus facciones y le quedaba realmente favorecedor a la cara. También terminamos de retocar su manicura aplicándole un poco de brillo a las uñas.

3.Empezamos con el recogido…

Soltamos los rulos y comenzamos a trabajar el cabello para realizar el recogido bajo a la altura de la nuca. Lo primero que hicimos fue recoger atrás los dos mechones de la parte de delante para poder colocar la tiara. Una vez que añadimos un poco de laca y tuvimos la corona bien asegurada, comenzamos con la parte del moño. Lo más importante era conseguir la forma de caracola que se ve en las fotos, así que primero nos ayudamos de unas pinzas para colocar bien el pelo y después lo fuimos fijando con horquillas. Es importante que la novia sienta que el recogida está seguro y que no se le mueve, así que hay que ir asegurando bien el peinado y fijarlo con laca al final.

 

4.Y por último…¡el velo!

El último paso fue ponerle el velo y darle los últimos retoques para que estuviera perfecta. Como siempre hacemos, colocamos una redecilla sobre el moño antes de poner el velo ya que esto ayuda a que el peinado no se estropee durante el rato de la ceremonia. Por supuesto, a todas las novias les explicamos como deben quitárselo después para que se les mantenga intacto. Después, colocamos el velo sobre la parte superior del moño con una peineta de tal forma que la tela quedaba perfectamente asegurada. ¿Qué os parece el resultado? Ainhoa estaba realmente guapa… Pero antes de irse, quisimos darle los últimos retoques al maquillaje y le añadimos pestañas postizas para potenciar aún más su mirada.

 

 

¡¡Qué vivan los novios!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *